Breve Reseña Histórica


Desde la fundación misma de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras por parte del presbítero José Trinidad Reyes, en 1847, durante la administración de Juan Lindo, sus estatutos contemplaban el funcionamiento de una biblioteca, asignándole al encargado de ella tareas específicas.
Con la reorganización del Alma Mater, durante la administración Soto (1876 – 1883) y la creación de facultades, la tendencia fue que cada una de ellas contara con una colección de libros para satisfacer las necesidades informativas de sus usuarios.
Esa descentralización funcionó a medias, ya que no se contaba con personal especializado en el procesamiento y diseminación, ni tampoco existían fondos bibliográficos que cubrieran áreas de la ciencia, cultura y tecnología al margen de las unidades docentes existentes.
Fue así que se fue imponiendo la conveniencia de centralizar las bibliotecas, que prestara servicio a los distintos sectores de la comunidad universitaria, idea que quedo plasmada en el Plan de desarrollo de la UNAH 1967 – 1972, detallando algunas ventajas de la centralización.
Así, a partir de Mayo de 1970 se inició el traslado físico de los libros, revistas, folletos, periódicos, tesis, existentes en el Centro de Estudios Generales, “la única que contaba con la mejor organización por haber sido el punto de partida de la centralización” con 2,157 libros, debidamente clasificados con el Sistema Decimal Dewey, con 236 volúmenes de referencia y un presupuesto de Lps. 9,828.01
Otras bibliotecas de facultades que aportaron su acervo a la Biblioteca Central fueron: la de Medicina, “la más completa” de todas a nivel de facultades. Con canje con instituciones internacionales y adquisición periódica de revistas del ramo.
Las de la escuela de Enfermería, Odontología, Ciencias Económicas, Ciencias Jurídicas, Química y Farmacia e Ingeniería.
Para ese entonces, la UNAH ya se había trasladado desde el centro de Tegucigalpa y Comayagüela a sus actuales instalaciones en la Ciudad Universitaria. Fue en 1968 durante la gestión del rector Arturo Quesada que había ocurrido tal mudanza, contando a partir de esa fecha, con amplios terrenos para futuras expansiones, gracias a su visión futurista y por ende del proyecto de construcción de un edificio apropiado para tal menester.
La tendencia hacia la centralización no fue absoluta, ya que la Biblioteca Médica no se incorporó físicamente a la Biblioteca Central, operando dos pequeñas filiales en el Hospital San Felipe y en el Materno Infantil, “hasta que no se construyera el Hospital Escuela”
Los Institutos de Investigaciones Económicas e Investigaciones Jurídicas, que contaban con sus propias bibliotecas especializadas, optaron por conservarlas y no integrarlas a la Biblioteca Central.
De esta manera el germen del actual Sistema Bibliotecario, se encuentra en la Biblioteca del Centro Universitario de Estudios Generales (CUEG). Es entonces necesario, siquiera de manera somera, brindar algunos datos de ella. “Teniendo en cuenta que la centralización de las bibliotecas que funcionan en diferentes unidades académicas solamente podían iniciarse una vez terminado y acondicionado el edificio de Biblioteca Central, se consideró apropiado iniciar la reorganización de aquellas principiando con la del Centro Universitario de Estudios Generales (CUEG).
Para su manejo, se contrataron los servicios de la bibliotecaria profesional Mary Hallam, de nacionalidad Inglesa, “quien fuera Directora de la Biblioteca del CUEG y luego de la Biblioteca Central por casi cuatro años”. Así, “ la labor desarrollada….bajo la dirección de la señora Hallam, constituye el punto de partida de la organización y centralización del Sistema Bibliotecario de la Biblioteca Central de la UNAH. La principales actividades realizadas en el período han consistido en la clasificación, catalogación y adquisición metódica y sistemática de libros.
El traslado se inició en enero de 1970, conformando inicialmente las siguientes secciones: Administrativa, que incluía planeación y programación, Organización, Dirección, Coordinación y Control. También:
Procesos Técnicos
Servicios al Público
Circulación y Préstamo
Hemeroteca
Biblioteca Médica Nacional

Con la centralización se da un paso de avanzada hacia un Sistema Bibliotecario moderno y acorde con las necesidades y exigencias tanto de maestros como de alumnos, asi como de todos aquellos estudiosos e investigadores.

Tomado de: Historia del Sistema Bibliotecario
Compilado por: Lic. Mario Argueta (Historiador y Bibliotecólogo)